Si alguien estaba pensando viajar a Europa, quizás este sea el peor momento para hacerlo y, posiblemente, lo será -al menos- hasta fin de año, con varios de los países del Viejo Continente viviendo una segunda ola del COVID-19, peor que la primera.

Los gobiernos de distintos países impusieron bloques, toques de dura y duras restricciones, incluyendo Suecia, que durante la primera ola decidió que todo siguiera funcionando casi con normalidad, pero ahora las autoridades pidieron evitar las actividades sociales, el uso del transporte público y el contacto con personas fuera del hogar.

Este miércoles Francia entró en un bloqueo nacional que durará -inicialmente- hasta el primero de diciembre. Todos los negocios no esenciales están cerrados (excepto bares y restaurantes que autorizados para el take-away) y las personas deben presentar una declaración escrita para abandonar sus hogares. «El virus se está propagando por Francia a una velocidad que ni siquiera los más pesimistas predijeron», dijo el presidente Emmanuel Macron.

España, introdujo un estado de emergencia nacional que durará hasta el 9 de mayo de 2021, permitiendo a los gobiernos regionales imponer toques de queda nocturnos desde las 23:00 hasta las 6:00 horas, y cierres locales si es necesario.

Italia está evitando un bloqueo, pero limitó el horario de funcionamiento de bares y restaurantes en todo el país. Pero regiones específicas como Lombardía implementó toques de queda y Campania cerró nuevamente las escuelas.

En este escenario, muchas aerolíneas deberán revisar su política comercial y permitir que la vigencia de los tickets de 2020 se extienda mucho más allá de 2021, teniendo en cuenta la situación epidemiológica. Sin dudas, hasta ahora, el peor momento para viajar a Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.